viernes, 31 de octubre de 2008

Cinco de la tarde (y tú a mi lado)


Cuando te veo sonreir,
cuando siento tu presencia
cuando puedo escuchar los latidos de tu corazón
cuando tu sombra toca la mía
... me siento el ser más afortunado del mundo.

Te extraño tanto mi vida.

Y el remedio es tu amor.

Quiero vivir para siempre en tu corazón.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

GRACIAS POR SER COMO ERES TQM

gustavopoeta dijo...

Y yo a ti niña.