viernes, 7 de noviembre de 2008

Extrañarte (palabras que cortan la respiración).


Ya no sé escribir cuando las hojas en blanco se multiplican como pétalos de crisantemo, cerrando de par un laberinto de emociones, como mirando hacia atrás y creer que el rompecabezas se puede armar solo. Por eso miro tu rostro, el valor que me infunde me lleva a construir otra vez una nube azul, a volar por el cielo y dibujar el arco iris, la lluvia, la tormenta, la paz.

Te siento cerca y lejos a la vez.

Mientras una tierna forma de amar se mete en mis venas, le da color a mis pupilas, recita cada párrafo como de memoria, como si no costara nada decirlo.

Necesito tu sombra, así las ramas quieran abrazarme y cortarme la respiración. Necesito tu oxígeno, contigo siento que mis palabras se multiplican y cortan en dos el silencio.

Por eso a veces no sé que decir, sólo susurrar y observar como te extraño cada vez que no escucho tu voz. O como necesito observar tus ojos y acariciar tus hombros cuando nos quedamos solos.

Cómo te extraño cuando no escucho tu voz.

3 comentarios:

gustavopoeta dijo...

Recuerdo de una tarde increible, como todas la que paso contigo, visitando el santisimo, un spa! y compartiendo un abrazo eterno...

Anónimo dijo...

:(............. te extrañoooooooooo tbien

gustavopoeta dijo...

Y yo a ti mi vida.